postheadericon Para vivir en tiempos de cambio climático...

Las heladas que a principios de febrero afectaron el noroeste de México de manera devastadora han mostrado que casi a diario sufrimos ya algún impacto del cambio climático global. Para México, ese caso implicó algo más: el riesgo de desabasto alimentario básico –maíz y tortilla– de la población mexicana para los próximos meses. Las heladas fueron el precipitante, pero la insuficiente acción gubernamental para garantizar al menos cierta suficiencia alimentaria en el país se ha combinado con la especulación de los granos en mercado privado; esto le pega ya a más gente y tendrá rebotes…

Además, vivimos una época en la que los desastres de origen sísmico, como el que afecta hoy en día a Japón, se combinan con los acontecimientos asociados al cambio climático, que incluyen heladas, sequías e inundaciones con sus impactos diversos en la vida social y tienen también efectos que impactan toda la cuenca del Pacífico. No parece haber respuesta gubernamental ni suficiente ni eficiente para enfrentarlos, sea en México o en Japón. Los nuevos desastres ambientales, combinados con, y/o exacerbados por el impacto acumulativo del cambio climático, obligan a cada persona a repensar ¿cómo vivir en tiempos de cambio climático? ¿Cómo mantenernos en alerta y listos para enfrentar los desastres ambientales que nos afectan? ¿Qué hacer para avanzar a revertir ese proceso de deterioro?

Nuestra organización, GEA AC, avanza en la búsqueda de respuestas a esta problemática desde el ámbito civil, con aportes plurales. Estamos convencidos de que solamente de un diálogo amplio, plural, incluyente y práctico, podrán salir soluciones que puedan ser asumidas por la sociedad en su conjunto.  El 11 de marzo pasado realizamos un Encuentro sobre estos temas y sus aportes serán divulgados pronto desde estas páginas. El diálogo sigue. Preparémonos para vivir en tiempos de cambio climático.




A continuación aportamos algunos referentes sobre la discusión pública y republicana que el tema requiere.


El cambio climático en México

La discusión pública acerca del cambio climático y sus impactos en nuestras tierras, aguas y mares, sobre la sociedad mexicana, no tiene por qué ser una cuestión de especialistas, ni podemos ni debemos dejarlo en las manos de los responsables gubernamentales. Nos afecta a todos, en el medio rural y en las ciudades, y la sensibilización hacia su presencia, la preparación para cuando llegan las catástrofes, la adecuación para paliar sus consecuencias, el cuidado que conviene tener para mitigar o disminuir los factores que lo provocan, y la restauración ambiental de los ecosistemas dañados que nos deja, son tarea de todos.

Además, hay que estar claros de que estos desastres nuevos en intensidad y frecuencia les afectan más a quienes menos habilidad o equipamiento tienen para enfrentar las consecuencias dramáticas del cambio climático y del deterioro ambiental en general. La inequidad brutal que vive nuestra sociedad mexicana afecta de manera asimétrica a la población sometida a mayor explotación. También es claro que la inequidad es aún mayor en las zonas rurales y marginadas en que habitan comunidades indígenas. Si esto es visto desde la perspectiva de género, son las mujeres, jóvenes o mayores, las personas más afectadas en cada porción de la sociedad: en la propia sociedad urbana, entre los sectores con menores ingresos, en la sociedad rural, en la indígena. Si el deterioro ambiental nos afecta a todos, a unos afecta mucho más que a otros, y de eso hay que hacernos cargo para resolverlo.


La COP 16 de Cancún y la agenda mundial ambiental futura

Por el lado de la acción planetaria, o multilateral, de los países que se han comprometido a dar seguimiento al Convenio Marco de atención al Cambio Climático que ha promovido la ONU, es decepcionante e inquietante conocer los resultados que logró su décimo sexta reunión o Conferencia de las Partes (COP16) ocurrida en Cancún, México, en diciembre pasado. Parece haber un franco retroceso en ese ámbito, para asumir compromisos que disminuyan razonablemente y en tiempos cortos las emisiones de gases de efecto invernadero que lanzan las industrias del mundo (y algunos procesos rurales agrosilvopastoriles también). Los mayores emisores no comprometen metas, aunque entusiastamente invitan a que sus empresas eroguen fondos privados para pagar “bonos de carbono”, a fin de que pobladores de países tercermundistas “fijen” carbono en sus tierras rústicas. De esta manera los países industrializados buscan ser acreditados para compensar sus excesos de emisiones de carbono sin detener su contaminación.

Los mejores esfuerzos de la ONU, que busca unificar las estrategias de acción para apoyar una “economía verde” en el planeta y una forma de “producción y consumo sustentable”, requieren el aporte de todas las partes del sistema social mundial, no sólo de sus gobiernos. El reto está en el aire… y ¿qué opinamos al respecto los ciudadanos en México?


Las heladas mexicanas de febrero de 2011… ¿hacia una catástrofe alimentaria?

Las heladas de este año ya se habían anunciado con catástrofes anteriores. Sólo para recordar algunas muy dramáticas: el paso de los huracanes Paulina, Mitch y Katrina, que afectaron respectivamente Oaxaca, Centroamérica y el área de New Orleans en los últimos 13 años, y los recientes huracanes que golpearon nuestro litoral del Golfo de México en 2010. Cada día que pasa vemos que ocurren nuevas situaciones catastróficas. No se puede negar que se ha instalado ya una situación novedosa de la que debemos hacernos cargo todos: ciudadanos, organizaciones y –por supuesto– instituciones gubernamentales y organismos multilaterales que buscan articular respuestas a nivel planetario.

En febrero, las heladas elevaron el termómetro del riesgo aún más. El disparador fue uno más de los frentes fríos que llegan a destiempo a nuestro territorio y que quemó todo lo sembrado en Sinaloa y parte de Sonora. Como en cascada se han visto los impactos: 600,000 hectáreas arrasadas, principalmente de maíz para el mercado mexicano; el reconocimiento de la inexistencia de reservas públicas de grano siquiera para consumo nacional en lo que resta del año; el escandaloso incremento de los precios por los acaparadores privados, algunos de ellos transnacionales… la tortilla sube en algunos lugares a más de 20 pesos el kilogramo. El gobierno federal trata de mitigar la catástrofe y prevé la importación de más millones de toneladas de maíz para este año y apoya en Sinaloa la resiembra de unas 300,000 hectáreas, lo que provoca molestias entre el resto de los damnificados.

Esto presagia afectaciones mayores, y pone en entredicho la propia condición de fragilidad del sistema gubernamental mexicano para “cuidar del bien común” de su población en lo que se refiere a la seguridad alimentaria. Más a fondo, y dados estos nuevos acontecimientos ambientales que son parte del escenario del cambio climático global, resulta pertinente preguntarse ¿no existe ningún elemento de defensa de soberanía alimentaria en las actuales políticas públicas mexicanas?, ¿estamos a merced de las inclemencias climático-sociales-de mercado y de la especulación transnacional? ¿Se quedó México sin maíz ni país?

Parece que ésta es una dimensión más de la discusión que conviene dar. Por fortuna ya está nutrido el debate ciudadano sobre el tema. Contribuiremos a enriquecerlo y a buscar soluciones en consensos que se vayan ampliando en la sociedad…



Ultima actualización (Viernes 23 de Septiembre de 2011 14:17)

 
Búsqueda
Novedades en línea
Presentaciones de las dos reuniones nacionales de manejadores de maguey

Ir al vínculo


En el marco de la Feria de la Diversidad Biocultural

Pronunciamiento del Diálogo Indígena-Campesino

Ir al vínculo


De la Sociedad de Investigación y Difusión de la Etnobiología

Homenaje a Catarina Illsley Granich

Ir al video


Suplemento de La Jornada

La milpa. Ritual imprescindible

Ir al suplemento en Issuu


En defensa del maíz nativo libre de transgénicos

Página de la demanda colectiva

 

Suplemento de La Jornada

El maíz y la defensa de la milpa

Ir al suplemento en Issuu

 

 

Novedades anteriores

Eventos

En el marco de la Caravana de la Biodiversidad Cultural

Feria de la Diversidad Biocultural

Ver el programa


Por un millón de firmas

Carta de rechazo al maíz transgénico

Para leerla y firmarla


Eventos anteriores

NOTICIAS

Comunidad de la demanda colectiva de maíz

Juez dicta nueva suspensión de siembra de maíz transgénico


Ante el Tribunal Permanente de los Pueblos

Se presentó la demanda colectiva contra el maíz transgénico

Ir a la nota


Noticias anteriores