postheadericon Critican expertos inclusión de Nestlé y PepsiCo en la Cruzada contra el Hambre

La Alianza por la Salud Alimentaria, de la cual GEA forma parte,
está pronunciándose en contra de la participación de transnacionales
en la Cruzada. Les ofrecemos el presente documento, que reseña el foro
celebrado el 9 de abril sobre el conflicto de interés que entraña tal
intervención, y les invitamos a estar al corriente de las posiciones y
propuestas de la Alianza visitando su página.

 

La inclusión de las empresas PepsiCo y Nestlé en la Cruzada contra el Hambre representa un profundo conflicto de interés que debe ser evitado, ya que ambas empresas tienen responsabilidades en dos epidemias que enfrenta México, la diabetes y la obesidad, señalaron expertos.

Patti Rundall, activista inglesa y líder de la Coalición Internacional Contra el Conflicto de Interés, señaló que el objetivo de las empresas es aumentar sus ingresos, ganancias y participación de mercado. Por ello, aunque se presentan como aliadas del gobierno, en realidad se dedican a bloquear iniciativas gubernamentales para evitar que las controlen, como en la publicidad de alimentos procesados y refrescos.

Al referirse específicamente a la Cruzada, Rundall, quien fue reconocida como integrante de la Orden del Imperio Británico por su labor en pro de la alimentación infantil, advirtió que la “sociedad” que anunció el gobierno mexicano con las empresas es altamente riesgosa, ya que está permitiéndoles tener una penetración directa en las comunidades y poner en riesgo incluso la comida y las costumbres tradicionales. “Esa ‘sociedad’ puede lucir bien desde fuera, pero es una trampa en sí misma”.

Por su parte, Alejandro Calvillo, director de El Poder del Consumidor, señaló que el conflicto de interés se puede dar de muchas maneras, por ejemplo, cuando los funcionarios públicos están vinculados a los intereses de las empresas debido a experiencias profesionales previas. “Este tipo de acuerdos genera conflictos de interés desde el momento en que el Estado se asocia con entidades de interés privado que tienen que ver con el problema que se está enfrentando. En la Cruzada estamos hablando de malnutrición, por un lado, y de obesidad, por otro. Las empresas que firman el acuerdo tienen que ver directamente con [las causas de los problemas] objetivo de este programa; es una contradicción y un error que debe ser subsanado”.


Tanto Rundall como Calvillo recordaron que en el Programa Hambre Cero de Brasil, Nestlé también intentó formar parte de esa iniciativa, pero la presión social obligó a las autoridades a dar marcha atrás. Señalaron que en Brasil el mensaje fue claro: el hambre no puede combatirse con comida chatarra.

“El Estado está abdicando de su obligación de proteger el derecho a la salud y a la alimentación. Incluso deja en manos de Nestlé la educación en nutrición en las comunidades más pobres del país para que 15,000 mujeres promuevan sus productos y orienten al resto de la comunidad al consumo de éstos. Incluso, el gobierno les está entregando los servicios subsidiados de las 25,000 tiendas de Diconsa para distribuir sus productos. Esto va en sentido totalmente contrario a lo que se estableció en la Cruzada de distribuir alimentos saludables y fortalecer la producción local de alimentos”, señaló Alejandro Calvillo.

Los especialistas señalaron que no se entendía como se hacían estos acuerdos sin antes contar con el comité científico que la Cruzada establece como instancia asesora. “No existe comité científico libre de conflicto de interés que pueda avalar estos acuerdos con las industrias”, añadieron.

Al hablar sobre el conflicto de interés en el desarrollo de políticas públicas en México, Eduardo Bohórquez, director de Transparencia Mexicana, capítulo de Transparencia Internacional en México, señaló que es importante puntualizar que establecer un mecanismo para evitar el conflicto de interés es para todas las industrias, para todas las discusiones legislativas y para todas la ramas del gobierno y los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

Al explicar que los funcionarios públicos no sólo deben presentar su declaración patrimonial, sino también combinarla con una declaración de interés, “Tanto para el tema de nutrición como para la vida de esta república, será muy importante darle la vuelta a los relojes y cuadros lujosos y empezar a pensar en el tema de fondo que son los temas de conflicto de interés”. Añadió que por eso es tan importante debatir en los nombramientos de las comisiones reguladoras y los cuerpos colegiados.

Por su parte, Guillermo Ávila, investigador de Fundar, coincidió en que la transparencia y la rendición de cuentas, así como evitar el conflicto de interés, es de beneficio para todos los actores, porque por un lado la ciudadanía tiene acceso a toda la información, y por otro las autoridades se quitan ese velo de sospecha.

Ultima actualización (Martes 16 de Julio de 2013 06:49)

 
Búsqueda
Novedades en línea
Presentaciones de las dos reuniones nacionales de manejadores de maguey

Ir al vínculo


En el marco de la Feria de la Diversidad Biocultural

Pronunciamiento del Diálogo Indígena-Campesino

Ir al vínculo


De la Sociedad de Investigación y Difusión de la Etnobiología

Homenaje a Catarina Illsley Granich

Ir al video


Suplemento de La Jornada

La milpa. Ritual imprescindible

Ir al suplemento en Issuu


En defensa del maíz nativo libre de transgénicos

Página de la demanda colectiva

 

Suplemento de La Jornada

El maíz y la defensa de la milpa

Ir al suplemento en Issuu

 

 

Novedades anteriores

Eventos

En el marco de la Caravana de la Biodiversidad Cultural

Feria de la Diversidad Biocultural

Ver el programa


Por un millón de firmas

Carta de rechazo al maíz transgénico

Para leerla y firmarla


Eventos anteriores

NOTICIAS

Comunidad de la demanda colectiva de maíz

Juez dicta nueva suspensión de siembra de maíz transgénico


Ante el Tribunal Permanente de los Pueblos

Se presentó la demanda colectiva contra el maíz transgénico

Ir a la nota


Noticias anteriores