postheadericon RECOMENDACIONES DE LA SOCIEDAD CIVIL PARA EL PLENO RESPETO DEL DERECHO HUMANO AL AGUA Y SANEAMIENTO EN LA LEY GENERAL DE AGUAS

El 26 de junio, la Red de Acción por el Agua (FANMex), Greenpeace y

la Coalición de Organizaciones Mexicanas por el Derecho al Agua (COMDA)

llevaron a cabo en el Senado un foro para demandar la inclusión del respeto

al derecho humano al agua y al saneamiento en la Ley General de Aguas

que deberá emitir el Congreso y aprobar el Senado.

 

Allí se expresaron las recomendaciones ciudadanas que ahora les

ofrecemos con el acuerdo de nuestras compañeras de FANMex.

 

 

El derecho humano al agua y saneamiento debe ser el eje central de la Ley General de Aguas. El Congreso deberá presentar y aprobar un nuevo diseño institucional que corrija los enormes problemas que la Ley Nacional de Aguas ha generado y propagado.

La Constitución y los instrumentos normativos internacionales establecen que se respete y cumpla este derecho para poder transitar a una gestión sustentable y equitativa del agua que priorice a los que no cuentan con acceso a ella.

 

México ratificó la decisión del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas que reafirma a los gobiernos como los principales responsables de las garantías individuales, y por lo tanto de brindar agua potable y saneamiento de buena calidad, en cantidad suficiente y de manera accesible, aceptable y asequible para todos, y además les recomienda que presten especial atención a los grupos vulnerables y marginados en las áreas donde actualmente no tienen ningún servicio y en las áreas carentes de servicios adecuados.

 

Oficialmente, en México 11 millones de personas no cuentan con acceso al agua potable; sin embargo, varios millones más reciben agua de calidad no adecuada para el consumo humano.1 Además, frecuentemente se encara el problema de los tandeos, tener agua entubada no garantiza la disponibilidad del agua.2

 

En cuanto a la infraestructura sanitaria básica, según datos de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) sólo se colecta 63% del agua servida, es decir, que 37% de esta agua no es canalizada a ninguna infraestructura sanitaria básica.3 Y son las comunidades campesinas e indígenas, que generalmente se encuentran en las zonas rurales, alejadas de las cabeceras municipales, las que tienen los mayores índices de marginación y de falta de servicios básicos. Además, del volumen recolectado sólo 42% recibe tratamiento, es decir, que únicamente 29% del total del agua servida recibe algún tipo de tratamiento. Esto ha llevado a que el restante 71% contamine los cuerpos de agua del país, poniendo en riesgo la disponibilidad misma del recurso.

 

Con el cambio climático, México enfrenta una gran vulnerabilidad hídrica, se acentúan los contrastes en cuanto a la disponibilidad del agua y se multiplican los eventos hidrometeorológicos causantes de desastres que ponen en riesgo a varios millones de habitantes en el país.

 

La actual Ley de Aguas Nacionales ha llevado al grave sobreconcesionamiento de más de 130 acuíferos (20%) del país.4 Permite al Ejecutivo federal determinar la disponibilidad del agua, a quiénes concesionarla y bajo qué condiciones, sin mecanismos de revisión o participación pública. Esto ha propiciado un acaparamiento de fuentes de agua y una alta marginación hídrica de gran número de habitantes.

 

Con base en décadas de experiencia en investigación y el respaldo de 450 investigadores y organizaciones de 27 estados, se elaboró la iniciativa ciudadana Agua para Tod@s, Agua para la Vida. Es una iniciativa para la Ley General de Aguas que reorienta la gestión hídrica hacia un modelo que permitirá transitar a una verdadera gestión sustentable y equitativa, como lo plantea el artículo 4° constitucional en su modificación publicada el 8 de febrero de 2012: “toda persona tiene derecho al acceso, disposición y saneamiento de agua para consumo personal y doméstico en forma suficiente, salubre, aceptable y asequible. El Estado garantizará este derecho y la ley definirá las bases, apoyos y modalidades para el acceso y uso equitativo y sustentable de los recursos hídricos, estableciendo la participación de los tres niveles de gobierno y de la ciudadanía”.

La iniciativa ciudadana incluye a las comunidades en el modelo institucional y propone una gestión del agua ciudadanizada y sustentable, que responsabilice no sólo a las autoridades y los operadores sino que incluya en la planeación y el manejo del agua a todos los involucrados, tanto a las poblaciones que protegen las cuencas como a los usuarios de los servicios de agua y saneamiento. De esta manera se podrá asegurar la disponibilidad de agua de buena calidad para las generaciones presente y futuras y con ello cumplir con la implementación del derecho humano al agua y al saneamiento para todos.

Con la reforma energética que considera las actividades de exploración y extracción de hidrocarburos de interés social y orden público, sobre cualquier otra actividad que implique el aprovechamiento de la superficie o el subsuelo de los terrenos afectados, nos encontramos frente a una violación directa de los derechos humanos al agua y a un ambiente sano.

Los ciudadanos exigimos que la Ley General de Aguas incluya las siguientes propuestas de la iniciativa ciudadana:

1. Priorizar el agua para la vida (consumo humano, ecosistemas y alimentación) sobre cualquier otro uso y reconocer al agua como bien común de la nación que debe manejarse sin fines de lucro.

2. Realizar los cambios institucionales necesarios para incorporar los criterios de cantidad, calidad, accesibilidad, aceptabilidad y asequibilidad en el derecho humano al agua y saneamiento y la participación ciudadana en la toma de decisiones, así como para lograr la rendición de cuentas y la transparencia en la gestión sustentable del agua.

3. Reconocer y fortalecer la gestión comunitaria de los territorios y sus aguas.

4. Poner fin a la contaminación de cuerpos de agua con sustancias tóxicas de origen industrial y agrícola por medio del fomento del cierre de ciclos de las aguas servidas respectivas.

5. Prohibir la minería tóxica y la fracturación hidráulica (fracking).

6. Cambiar el modelo de producción agrícola hacia uno agroecológico y orientado a la soberanía alimentaria, logrando a la vez modelos hídricamente sustentables de producción acuícola e industrial.

7. Establecer una planificación consensuada y vinculante (ciudadanía-gobierno) en cada cuenca para cumplir con las siguientes metas nacionales: agua para ecosistemas, agua y saneamiento para tod@s, agua para seguridad alimentaria, fin a la contaminación, fin a la destrucción de cuencas y flujos subterráneos, fin a inundaciones y sequías provocadas por el mal manejo de cuencas.

8. Operar un nuevo sistema de concesiones que distinga y privilegie el uso para la vida sobre el uso para el lucro, con instrumentos para proteger y restaurar cuencas en extremo deterioro.

9. Crear la Contraloría Social del Agua, un organismo desconcentrado del Consejo Nacional de Cuencas, que se encargue de erradicar la corrupción y la impunidad en el desempeño de la función pública relativa al agua.

10. Establecer el Fondo Nacional por el Derecho Humano al Agua y Saneamiento, conformado con aportaciones de los concesionarios del agua con fines de lucro, que sea auditable y proporcione financiamiento directo a comunidades para proyectos autogestivos y descentralizados técnicamente en zonas sin acceso a servicios de agua y saneamiento.

 

1 La Conagua considera que la cobertura de agua potable incluye a las personas que tienen agua entubada dentro de la vivienda, fuera de la vivienda pero dentro del terreno, de la llave pública o de otra vivienda. Los habitantes con cobertura no necesariamente disponen de agua de calidad para consumo humano. Conagua, Estadísticas del agua en México, edición 2012. Disponible en: www.conagua.gob.mx/CONAGUA07/Noticias/EAM2013.pdf

2 69.1% de la población en centros urbanos considera que el suministro de agua es constante. Instituto Nacional de Estadística y Geografía, “Resultados de la segunda Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental (ENCIG) 2013”. Boletín de prensa núm. 264/14, 16 de junio de 2014. Disponible en: www.inegi.org.mx/inegi/contenidos/espanol/prensa/Boletines/Boletin/

Comunicados/Especiales/2014/junio/comunica3.pdf

3 Conagua, Situación del Subsector Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento. Edición 2012. Disponible en: www.conagua.gob.mx/CONAGUA07/Publicaciones/Publicaciones/SGAPDS-40-12.pdf

4 Amelia Reyes Martínez y María Luisa Quintero Soto, “Problemática del agua en los distritos de riego por bombeo del estado de Sonora”, apartado “Recursos hídricos en México”. revista unam.mx, 10 de agosto de 2009. Disponible en: www.revista.unam.mx/vol.10/num8/art51/int51-1.htm

 

 

Descargar el PDF del editorial completo

Ultima actualización (Jueves 25 de Septiembre de 2014 10:55)

 
Búsqueda
Novedades en línea
Presentaciones de las dos reuniones nacionales de manejadores de maguey

Ir al vínculo


En el marco de la Feria de la Diversidad Biocultural

Pronunciamiento del Diálogo Indígena-Campesino

Ir al vínculo


De la Sociedad de Investigación y Difusión de la Etnobiología

Homenaje a Catarina Illsley Granich

Ir al video


Suplemento de La Jornada

La milpa. Ritual imprescindible

Ir al suplemento en Issuu


En defensa del maíz nativo libre de transgénicos

Página de la demanda colectiva

 

Suplemento de La Jornada

El maíz y la defensa de la milpa

Ir al suplemento en Issuu

 

 

Novedades anteriores

Eventos

En el marco de la Caravana de la Biodiversidad Cultural

Feria de la Diversidad Biocultural

Ver el programa


Por un millón de firmas

Carta de rechazo al maíz transgénico

Para leerla y firmarla


Eventos anteriores

NOTICIAS

Comunidad de la demanda colectiva de maíz

Juez dicta nueva suspensión de siembra de maíz transgénico


Ante el Tribunal Permanente de los Pueblos

Se presentó la demanda colectiva contra el maíz transgénico

Ir a la nota


Noticias anteriores